Oración de Hoy 21 de Enero

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,y medita su ley día y noche (Salmo 1)

Padre amado, en la mañana de este nuevo día vengo a agradecerte infinitamente por todas las obras maravillosas que has hecho sobre mi vida. Simplemente mi vida no tendría sentido sino estuvieras siempre a mi lado, y por eso te pido que nunca te apartes de mí.

Padre, gracias por las veces que me he encontrado débil hasta la inutilidad, porque entonces he sentido que eres tú mi única fortaleza. Gracias, porque a pesar de mi insistencia no me concediste cosas que te pedí porque tú sabías que me harían daño. Gracias por las cosas que no te he pedido y que sin embargo me has dado.

Señor, gracias por las heridas que he recibido en el camino porque me hacen acercarme más a ti. Gracias por tus bondades que han llegado a mí de mil maneras y que aun cuando no te he sabido agradecer, continúas derramándolas sobre mí. Gracias Señor, porque no entienda yo muchas cosas que haces, pero así yo aprenderé a cumplir y respetar tu voluntad.

 Amén

A %d blogueros les gusta esto: