Oración contra la ansiedad

Padre, que vives y gobiernas en el Cielo, deja que tu Reino venga a la tierra y se establezca a través de mí. No hay temor, ni ansiedad, ni pánico en el Cielo. Establece tu Reino en mi corazón, para que pueda andar en paz, en confianza y en fuerza. Abre los ojos de mi corazón para ver todo lo que tienes para mí. Muéstrame cómo he sido bendecido con cada bendición espiritual en los lugares celestiales. Ayúdame a recibir todo lo que tienes para mí.

​​Los ángeles están alrededor de mí, ellos me guardarán según tu palabra y tu mandamiento. No dejarás que mi pie tropiece. Confío en ti, Padre, solo en ti. Yo soy tu hijo, y tú eres mi Padre.

Padre, te veo como mi fuente de esperanza y de paz. Tú me cubres con tus alas y luchas constantemente por mí. Muéstrame que no necesito luchar, sino que puedo descansar en ti y descansar en las promesas de tu protección. No hay necesidad de que el estrés o la preocupación me invadan. Tú proporcionarás todo lo que necesito para la vida, para la paz y para la protección.​​

​Hoy no estaré ansioso por nada, pero yo te rogaré acerca de todo, echando sobre ti mis cuidados, porque me amas. Me guiará a lo largo del mejor camino para mí la vida. Me aconsejarás. Nunca me dejarás solo. Siempre estás conmigo. Siempre. El pecado no puede separarnos.

​Gracias, Padre, que has comenzado una buena obra en mí y que serás fiel para completarla. Yo escucharé con mi corazón porque tu estás constantemente hablando de paz sobre mí. Tienes la palabra de la vida! Pongo toda mi confianza en ti.

​​En el nombre de Jesús,

Amén.

A %d blogueros les gusta esto: