Oración de Hoy 08 de Abril

La diestra del Señor es poderosa,

la diestra del Señor es excelsa.

No he de morir, viviré

para contar las hazañas del Señor.

Me castigó, me castigó el Señor,

pero no me entregó a la muerte. (Salmo 117).

Señor, hoy como todos los días, vengo a alabar tu nombre y a glorificarlo. Tu poderosa mano siempre me sostiene y te agradezco infinitamente por ello.

Padre eterno, perdona mis pecados, estoy arrepentido de ello. Dame un nuevo corazón humilde para actuar siempre de forma correcta, sin faltar a tus mandatos. Te doy gracias por no abandonarme nunca y no dejarme caer en los momentos más difíciles.

Te pido que nunca te apartes de mí y que hoy y para siempre seas mi protector.

Amén.

%d