Oración de Hoy 26 de Mayo

Señor, te estoy llamando, ven deprisa,
escucha mi voz cuando te llamo.
Suba mi oración como incienso en tu presencia,
el alzar de mis manos como ofrenda de la tarde. (Salmo 140)

Señor, Padre amado, hoy vengo a pedirte que me escuches y que me ayudes en estos momentos de preocupación que necesito tanto de ti. Ven a mí y sé mi ayuda.

No sé todos los planes que tienes para mí pero sé que quieres mi bienestar, enséñame tu camino para andar con pie firme y sin desmayar por él, que confíe y nunca dude de tu presencia y tu poder, quita mi estrés, que no viva con ansiedad.

Hoy quiero descansar mis pensamientos y dejar toda preocupación en tus manos poderosas, ya no habrá nada que me quite la paz.

Gracias por que siempre escuchas mi oración y me liberas de toda angustia y aflicción.

A %d blogueros les gusta esto: